claveles.es.

claveles.es.

Los secretos para el cultivo de calas

Los secretos para el cultivo de calas
Los secretos para el cultivo de calas Si eres un amante de las flores, seguramente ya conoces la belleza y elegancia de las calas. Estas flores, también conocidas como lirios de agua, son originarias de Sudáfrica y son muy apreciadas por su delicado aroma y sus vistosos colores. Si te estás preguntando cómo cultivar estas flores en tu jardín, aquí te enseñamos los secretos para el cultivo de calas.

Elección del lugar para cultivar calas

Para comenzar, debes elegir un lugar adecuado para plantar las calas. Estas flores prefieren un lugar con sombra parcial y suelo rico en nutrientes. Es importante que el lugar elegido tenga buena drenaje, ya que las calas no toleran bien el exceso de agua en el suelo. Además, es importante que la temperatura en el lugar no sea muy alta, ya que esto podría afectar su floración.

Cómo preparar el suelo para cultivar calas

Una vez que hayas elegido el lugar adecuado, es importante que prepares el suelo antes de plantar las calas. El suelo debe estar bien abonado, ya que las calas necesitan muchos nutrientes para crecer y florecer adecuadamente. Puedes agregar compost y turba al suelo para mejorar su calidad y nutrientes.

Cómo plantar las calas

Para plantar las calas, debes esperar a que la temperatura del suelo alcance al menos los 15 grados centígrados. Luego, debes cavar agujeros en el suelo a una profundidad de unos 10-15 cm y separar las plantas entre sí por unos 30 cm. Una vez plantadas, debes cubrir las raíces con tierra y regar bien las plantas.

Cuidados necesarios para el cultivo de calas

Una vez que las calas están plantadas, es importante que les brindes los cuidados necesarios para que crezcan sanas y fuertes. Aquí te explicamos algunos aspectos importantes:

Riego

Las calas necesitan un riego frecuente pero moderado, especialmente en las épocas de más calor. Es importante que el suelo nunca esté empapado, ya que esto puede provocar que las raíces se pudran. Durante los meses más fríos, es necesario reducir la frecuencia de riego.

Fertilización

Las calas necesitan una buena cantidad de nutrientes para crecer y florecer adecuadamente. Puedes utilizar un abono líquido o en polvo, que contenga nitrógeno, fósforo y potasio. Es importante que no utilices demasiado abono, ya que esto puede quemar las raíces de las plantas.

Poda

La poda es importante para las calas, ya que elimina las hojas y flores marchitas y favorece la floración. Debes podar las flores marchitas a medida que aparezcan y las hojas más grandes a medida que se vuelvan marrones.

Invierno

Las calas son plantas que necesitan protección durante el invierno, ya que son sensibles a las temperaturas frías y heladas. Puedes protegerlas cubriéndolas con una capa de paja o manteniéndolas en un lugar cubierto.

Enfermedades y plagas en las calas

Como con muchas otras plantas, las calas pueden verse afectadas por diversas enfermedades y plagas. Aquí te indicamos algunas de las más comunes:

Hongos

Las calas pueden ser atacadas por hongos como el mildiu o la botritis, especialmente en épocas de mucha humedad. Este tipo de hongos pueden provocar manchas en las hojas y flores. Para prevenir su aparición, debes evitar el exceso de humedad en el suelo y evitar mojar las hojas y flores cuando riegues.

Insectos

Algunos insectos como los pulgones o las arañas rojas pueden afectar el cultivo de calas. Para prevenir su aparición, puedes utilizar insecticidas naturales o bien, hacer una pulverización con agua con jabón. Si la infestación es muy grave, puedes utilizar un insecticida químico.

Flores y jardinería: Cultivo de calas

En resumen, el cultivo de calas puede ser fácil y gratificante si se les brinda los cuidados adecuados. Estas maravillosas flores pueden ser una excelente adición a tu jardín, y en Flores y jardinería estamos para ayudarte a lograrlo. ¡Atrévete a cultivar lirios de agua en tu jardín y disfruta de la belleza de estas flores!