claveles.es.

claveles.es.

Flores que combinan bien con Peonías

Si tienes peonías en tu jardín, seguro que te encanta su belleza. Pero probablemente te hayas preguntado cómo combinarlas con otras flores para hacer arreglos o para conseguir un jardín más interesante. Pues bien, en este artículo te contaremos qué flores combinan bien con las peonías y cómo puedes cuidarlas para que crezcan en armonía.

Flores que destacan el rojo intenso de las peonías

Aunque las peonías pueden ser de muchos colores, una de las más populares es la variedad roja. Si tienes peonías rojas, puedes combinarlas con otras flores que resalten su color intenso. Algunas opciones son:

  • Girasoles: los girasoles son una excelente opción para combinar con peonías rojas, ya que su color amarillo brillante contrasta de maravilla con el rojo.
  • Gencianas: la genciana es una flor de color azul intenso que destaca el rojo de las peonías. Además, al ser una flor de baja altura, hace que las peonías se vean más grandes.
  • Dalias: las flores de dalia pueden ser de muchos colores, pero las de color amarillo o naranja son perfectas para mezclar con peonías rojas. La combinación del rojo intenso con el color cálido de las dalias da un resultado espectacular.

Flores que combinan con peonías de tonos pastel

Si tienes peonías de colores suaves como rosa, blanco o lila, puedes combinarlas con flores de tonos parecidos. Algunas opciones son:

  • Lilas: las lilas son una excelente opción para combinar con peonías de color rosa o lila. Su tono suave y delicado forma una combinación armoniosa con las peonías.
  • Rosas: si las peonías son de color rosa claro, puedes combinarlas con rosas en tonos más oscuros para crear un contraste interesante.
  • Campanillas: las campanillas son unas flores adorables que combinan de maravilla con las peonías de tonos pastel. Sus florecitas pequeñas añaden un toque romántico al conjunto.

Cómo cuidar las peonías

Antes de decidir qué flores combinar con tus peonías, es importante conocer los cuidados que necesitan. Las peonías son plantas perennes que brotan en primavera y que pueden vivir muchos años si se les da el cuidado adecuado. Aquí tienes algunas recomendaciones:

  • Riego: las peonías necesitan un riego regular, pero no les gusta el exceso de humedad. Deja que la tierra se seque un poco entre riegos y evita que se encharque.
  • Suelo: las peonías prefieren suelos ricos en nutrientes y bien drenados. Si el suelo de tu jardín es pobre, puedes enriquecerlo con compost.
  • Abono: para conseguir que tus peonías crezcan fuertes y sanas, puedes aportarles abono orgánico una vez al año. El momento ideal para hacerlo es en otoño, después de que las hojas se hayan secado.
  • Poda: después de que las flores se hayan marchitado, puedes podar los tallos a unos centímetros del suelo. Esto ayudará a que la planta crezca más fuerte el próximo año.

Combinaciones originales

Si quieres ir más allá de las combinaciones clásicas, te proponemos algunas ideas originales para combinar tus peonías con otras flores:

  • Bellis perennis: estas florecitas de colores brillantes combinan de maravilla con peonías de tonos pastel. Además, al ser plantas bajas, hacen que las peonías se vean más altas.
  • Gipsófila: la gipsófila es una flor pequeña y delicada que combina muy bien con peonías de cualquier color. Además, aporta un toque etéreo al conjunto.
  • Astilbes: estas flores de colores suaves son perfectas para mezclar con peonías. Además, al ser plantas altas, aportan una dimensión vertical al conjunto.

Como puedes ver, las peonías son una flor versátil que combina con muchas otras. Atrévete a experimentar con diferentes combinaciones y seguro que encontrarás la que mejor funciona para ti. ¡Feliz jardinería!