claveles.es.

claveles.es.

Crea un jardín de hierbas con plantas de exterior

Crea un jardín de hierbas con plantas de exterior

Introducción:

Cuando se trata de jardinería, crear un jardín de hierbas es una excelente opción para aquellos que buscan un proyecto fácil y gratificante. Las hierbas son resistentes y fáciles de cuidar, y además aportan una gran cantidad de beneficios. Pueden ser utilizadas para cocinar, medicinalmente y para aromatizar nuestra casa. En este artículo te enseñaremos cómo crear un jardín de hierbas con plantas de exterior que puedes disfrutar todo el año.

Paso 1: Decidir qué hierbas plantar

Antes de comenzar a preparar el jardín, es importante saber qué hierbas se quieren plantar. Por lo general, las hierbas populares para el exterior son: menta, albahaca, romero, tomillo, lavanda y salvia. Estas hierbas son fáciles de cuidar y resistentes, lo que las hace ideales para un jardín de hierbas.

Menta

La menta es una hierba fácil de plantar y cuidar en un jardín. Necesita mucho sol para florecer y debe estar plantada en un espacio con un buen drenaje. La menta también se puede plantar en macetas.

Albahaca

La albahaca también requiere mucho sol y un buen drenaje. Es importante mantener la tierra húmeda y asegurarse de que esté plantada en un lugar protegido del viento.

Romero

El romero es una hierba perenne que crece mejor en un clima cálido y seco. Necesita mucho sol y no debe ser regado en exceso, lo que significa que es una buena opción para aquellos que viven en áreas con poca lluvia.

Tomillo

El tomillo es una hierba resistente que se adapta bien a una amplia variedad de climas. Necesita mucho sol y poco agua, lo que la hace ideal para ser plantada en áreas secas.

Lavanda

La lavanda es una planta perenne que crece mejor en un clima cálido y seco. Es importante asegurarnos de que la tierra esté seca antes de arreglarlos, ya que la humedad puede causar enfermedades en la planta.

Salvia

La salvia es una hierba fácil de cuidar y resistente que puede crecer en una amplia variedad de climas. Necesita mucho sol y no debe ser regada en exceso.

Paso 2: Preparación del suelo

Una vez que se ha decidido qué hierbas plantar, es importante preparar el suelo para garantizar que las plantas crezcan adecuadamente. Las hierbas requieren un suelo bien drenado y rico en nutrientes. El primer paso es limpiar cualquier maleza o escombros de la tierra. Luego, mezcla una capa de compost o abono orgánico en la tierra. Esto agregará nutrientes al suelo y el compost actuará como una esponja para ayudar a la planta a retener la humedad.

Paso 3: Plantación de las hierbas

Una vez que se ha preparado el suelo, es hora de plantar las hierbas. Cuando se planta una hierba, es importante cavar un hoyo lo suficientemente grande para que la planta se ajuste cómodamente. Después de plantar las hierbas, es importante regarlas de inmediato para asegurarse de que se establezcan en su nuevo hogar.

Paso 4: Cuidado de las hierbas

Después de plantar las hierbas, es importante cuidarlas para garantizar su crecimiento saludable. A continuación, se presentan algunos consejos sobre cómo cuidar las hierbas correctamente: - Riego: Las hierbas necesitan una cantidad adecuada de agua para crecer. Es importante evitar regar las hierbas en exceso. Es mejor dejar secar la tierra antes de regar de nuevo. - Fertilización: Las hierbas necesitan nutrientes para crecer. Una alimentación con abono orgánico o compost una vez al mes puede garantizar que se reciban los nutrientes adecuados. - Control de plagas: Las hierbas pueden ser susceptibles a plagas y enfermedades. Es importante controlar regularmente el jardín para detectar cualquier signo de plaga o enfermedad.

Paso 5: Recolección de las hierbas

Cuando el jardín de hierbas esté en pleno crecimiento, es importante cosechar las hierbas regularmente. La mayoría de las hierbas crecen mejor cuando se recolectan regularmente. Al cosechar las hierbas, debes hacerlo de manera que no dañe a la planta. Es importante recolectar las hojas y las flores cuando están maduras para obtener el mejor sabor.

Conclusión

La creación de un jardín de hierbas con plantas de exterior puede ser un proceso divertido, fácil y gratificante. Al seguir los pasos adecuados para cuidar las hierbas, se puede disfrutar del sabor de hierbas frescas en una variedad de platos. Además, muchos tipos de hierbas tienen propiedades medicinales y aromáticas que pueden utilizarse en la casa. Con un poco de cuidado y atención, cualquiera puede crear un jardín de hierbas hermoso y orgánico.