claveles.es.

claveles.es.

Cómo propagar tus propios claveles en casa

Introducción

Los claveles son conocidos por ser una flor de larga duración que agrega color y belleza a cualquier espacio. Pero ¿sabías que también puedes propagar tus propios claveles en casa? En este artículo, aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la propagación de claveles y cómo hacerlo desde la comodidad de tu hogar.

¿Qué son los claveles?

Los claveles, también conocidos como Dianthus caryophyllus, son una flor originaria de Eurasia y África del Norte. Son conocidos por sus pétalos en forma de garra y su olor dulce y picante. Los claveles vienen en una variedad de colores, desde el rosa suave hasta el rojo vivo, y son una flor popular tanto para ramos de flores como para jardines.

Tipos de claveles

Claveles anuales

Los claveles anuales son plantas de vida corta que solo duran una temporada y luego mueren. Generalmente son plantas más pequeñas que los claveles perennes y vienen en una variedad de colores y patrones.

Claveles perennes

Los claveles perennes son plantas de vida larga que pueden durar varios años en un jardín. Son más grandes que los claveles anuales y tienen una forma más redondeada. También vienen en una variedad de colores y patrones.

Cómo propagar tus propios claveles

Propagación por semilla

La propagación por semilla es la forma más común de propagar claveles. Aquí te mostramos los pasos para propagar tus propios claveles a partir de semillas:

  • Paso 1: recolecta semillas maduras de una planta de clavel existente o compralas en un centro de jardinería.
  • Paso 2: prepara una maceta pequeña con tierra húmeda y espolvorea las semillas sobre la superficie de la tierra. Cubre ligeramente las semillas con una capa fina de tierra.
  • Paso 3: coloca la maceta en un lugar cálido y luminoso, pero no expuesta a la luz solar directa.
  • Paso 4: riega la maceta una vez por semana y mantén la tierra húmeda hasta que los brotes comiencen a aparecer.
  • Paso 5: una vez que los brotes hayan eclosionado, transfiérelos a macetas más grandes.
  • Paso 6: replanta tus claveles en el jardín o en macetas más grandes a medida que crezcan.

Propagación por esquejes

Propagar claveles a través de esquejes es una excelente manera de producir flores idénticas a la planta madre, y es una de las formas más fáciles de propagación. Aquí están los pasos para propagar claveles a través de esquejes:

  • Paso 1: corta un tallo joven de una planta de clavel existente con unas tijeras afiladas.
  • Paso 2: retira las hojas de la parte inferior del tallo y haz un corte en la base para estimular el crecimiento de las raíces.
  • Paso 3: coloca el tallo en una maceta con turba húmeda y cúbrelo con una bolsa de plástico para crear un ambiente húmedo.
  • Paso 4: coloca la maceta en un lugar cálido y luminoso, pero no expuesta a la luz solar directa.
  • Paso 5: riega la maceta una vez por semana y mantén la turba húmeda hasta que los brotes comiencen a aparecer.
  • Paso 6: una vez que se formen nuevas raíces, retira la bolsa de plástico y transfiere el esqueje a una maceta más grande.
  • Paso 7: replanta tus claveles en el jardín o en macetas más grandes a medida que crezcan.

Cuidado de tus claveles

Agua

Los claveles necesitan ser regados regularmente para mantener la humedad del suelo. Asegúrate de no sobrecargar las raíces regando en exceso, ya que esto puede provocar que se pudran las raíces. Una buena regla general es mantener la tierra húmeda pero no empapada, y regar más en épocas de clima caluroso y seco.

Tierra

Los claveles necesitan una tierra bien drenada porque no se desarrollan bien en suelos húmedos. Es necesario asegurarse de que la tierra esté lo suficientemente suelta para permitir que el agua se drene libremente y las raíces se desarrollen. Si no tienes suelo bien drenado, agrega arena o perlita a tu tierra para mejorar el drenaje.

Luz

Los claveles necesitan mucha luz solar para crecer, ¡al menos 6 horas al día! Asegúrate de plantarlos en un área con luz directa del sol, preferiblemente en la mañana o tarde para evitar la intensidad del mediodía. Si estás cultivando claveles en interiores, asegúrate de colocarlos en la ventana del sur para obtener la luz solar adecuada.

Fertilización

Asegúrate de fertilizar tus claveles una vez al mes durante la temporada de crecimiento para mantenerlos saludables y fuertes. Puedes usar un fertilizante de liberación lenta o agregar compost a la tierra para alimentar a tus plantas. Asegúrate de seguir las instrucciones en la etiqueta del fertilizante para no sobrealimentar a las plantas.

Conclusión

Propagar tus propios claveles en casa es una forma gratificante de disfrutar de esta hermosa flor sin tener que comprarlas cada vez que quieras decorar tu hogar o jardín. Sigue nuestros consejos de propagación y cuidado y pronto tendrás una hermosa variedad de claveles que podrás disfrutar en tu hogar o jardín.