claveles.es.

claveles.es.

Cómo propagar plantas aromáticas por esquejes

Introducción

Las plantas aromáticas no solo son una hermosa adición a cualquier jardín, sino que son también una gran adición a la cocina. Sus hojas y flores se utilizan para sazonar y agregar sabor a una amplia variedad de platos. Además, las plantas aromáticas también tienen propiedades curativas y pueden ser utilizadas para aliviar dolores y afecciones. Una manera de propagar plantas aromáticas es mediante esquejes. Los esquejes son una forma de clones de la planta madre y son una excelente forma de propagar plantas que son difíciles de cultivar a partir de semillas. En este artículo, aprenderemos todo lo que necesitas saber sobre cómo propagar plantas aromáticas por esquejes.

¿Qué son los esquejes?

Antes de hablar sobre cómo propagar plantas aromáticas por esquejes, es importante entender qué son los esquejes. Los esquejes son simples recortes de tallos, ramas o hojas de una planta que se plantan para crear nuevas plantas. Los esquejes pueden ser tomados de las partes de la planta que tienen hojas y brotes laterales, lo que permite que la planta se establezca y tenga un nuevo crecimiento.

Por qué propagar por esquejes

Hay varias razones por las que puedes querer propagar plantas aromáticas por esquejes en lugar de semillas. En primer lugar, las plantas maduras que han crecido a partir de esquejes suelen ser más resistentes y vigorosas que las plantas cultivadas a partir de semillas. En segundo lugar, puedes obtener exactamente la misma planta que la planta madre cuando propagas los esquejes. Por último, cuando propagas por esquejes, verás resultados mucho más rápidos que esperando que las semillas crezcan. Tomar esquejes también te permite crear más plantas que la propagación de semillas.

Cómo tomar esquejes

Hay varios pasos que debes seguir para tomar esquejes. En primer lugar, elegir la planta adecuada. Asegúrate de que es saludable y que tenga brotes laterales y hojas. Verifica que la planta no tenga signos de enfermedad o daño. Una vez que hayas encontrado una planta sana, asegúrate de que tengas las herramientas adecuadas para tomar los esquejes. Necesitarás unas tijeras afiladas y al menos una bolsa de plástico para almacenar los esquejes. Una vez que tienes todas las herramientas necesarias, puedes comenzar a tomar los esquejes. Corta un par de hojas y un brote lateral con tus tijeras. Asegúrate de hacer el corte justo debajo del nudo de la hoja. Debes evitar cortar el brote por la mitad. Después de cortar el esqueje, asegúrate de retirar las hojas de la parte inferior del esqueje. Esto evitará la evaporación del agua y ayudará a promover el enraizamiento del esqueje. Es importante trabajar rápido cuando se toman esquejes, para evitar que se sequen o deshidraten. Por lo tanto, coloca los esquejes en una bolsa de plástico limpia y humedecida para que no pierdan humedad. Continúa tomando los esquejes hasta que tengas suficientes para plantar.

Cuidado de los esquejes

Una vez que hayas tomado los esquejes, debes comenzar a cuidarlos. Lo primero que debes hacer es preparar el sustrato para plantarlos. Para plantar los esquejes, necesitarás un sustrato rico en nutrientes y bien drenado. Una vez que hayas preparado el sustrato, humedece ligeramente los esquejes y colócalos en el sustrato. Asegúrate de que los esquejes estén enterrados a al menos la mitad de su longitud, y de que el sustrato esté alrededor de ellos. Después de plantar los esquejes, cúbrelas con una bolsa de plástico transparente para crear un ambiente húmedo. Esto ayudará a mantener los esquejes húmedos y evitar su deshidratación. Además, asegúrate de colocar los contenedores en un lugar cálido y con luz filtrada. Riega los esquejes regularmente para mantener el suelo ligeramente húmedo, pero no empapado. De lo contrario, los esquejes se pudrirán antes de que tengan la oportunidad de enraizar. Los esquejes tardarán unas pocas semanas en echar raíces. Una vez que hayan echado raíces, puedes comenzar a quitar la bolsa de plástico para ayudarles a aclimatarse a su nuevo entorno.

Conclusión

Tomar esquejes de plantas aromáticas es una excelente manera de propagar plantas y garantizar su salud y vitalidad. Siguiendo los pasos anteriores, puedes aprender fácilmente cómo propagar plantas aromáticas por esquejes y ver tus resultados en unas pocas semanas. Una vez que los esquejes hayan echado raíces, tendrás nuevas plantas que pueden ser utilizadas para cocinar o para disfrutar su belleza y aroma increíble.