claveles.es.

claveles.es.

Cómo podar tus geranios

Cómo podar tus geranios

Introducción

Si eres un amante de las plantas y de los jardines, seguramente sabrás que uno de los temas más importantes que debes dominar es el cuidado y mantenimiento de las mismas. En este sentido, una tarea fundamental que hay que llevar a cabo con nuestras plantas es la poda. La poda es una técnica que consiste en cortar ciertas partes de la planta para lograr que crezca de forma más saludable y vigorosa. En el siguiente artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber para podar correctamente tus geranios. ¡Empecemos!

Paso 1: Preparación

Antes de iniciar con la poda de tus geranios, lo primero que debes hacer es asegurarte de tener a mano las herramientas necesarias. Para ello, necesitas una podadera, tijeras de mano limpias y desinfectadas, guantes de jardinería, alcohol al 70%, y papel de cocina.

Paso 2: Identificación de las ramas a podar

El segundo paso es identificar las ramas que debemos podar. Para ello, debemos revisar cuidadosamente la planta en busca de ramas secas o enfermas, así como también de aquellas ramas que están sobresaliendo de forma desordenada. Si encuentras ramas que estén enfermas o muertas, deben ser eliminadas porque pueden afectar la salud de la planta, así como también la estética del conjunto. Si, por el contrario, las ramas saludables están creciendo de forma desordenada, debemos podarlas para mantener la forma de la planta y estimular el crecimiento de nuevas ramas.

Paso 3: Eliminación de ramas secas

El tercer paso es eliminar las ramas secas. Esto se hace cortando la rama por completo en la base, asegurándonos de hacer el corte en ángulo para evitar la acumulación de agua en él, lo que puede llevar a la pudrición de la planta.

Paso 4: Eliminación de ramas enfermas

Además de las ramas secas, también debemos eliminar aquellas ramas que estén enfermas. Para ello, debemos cortar la rama a unos centímetros por debajo de la zona afectada. Después de hacer el corte, es importante limpiar bien las herramientas de corte con alcohol al 70%, para evitar la propagación de enfermedades a otras partes de la planta.

Paso 5: Podar ramas excedentes

El quinto paso es podar las ramas excedentes. Para lograr que la planta tenga un buen tamaño y una forma adecuada, es necesario podar las ramas que están sobresaliendo de forma desordenada. Esto se hace cortando la rama por completo, en ángulo y justo por encima de un nudo donde se encuentra una hoja o donde se nota un botón de crecimiento.

Paso 6: Cuidados posteriores

Una vez que hemos finalizado con la poda de nuestros geranios, es importante prestar los cuidados posteriores necesarios para que la planta se recupere pronto. Para ello, debemos regar la planta adecuadamente, asegurándonos de que el exceso de agua se drene bien y de que la planta reciba la cantidad necesaria de luz solar.

Conclusión

Como has podido ver, la poda de tus geranios es una práctica sencilla que puede mejorar significativamente la salud de tus plantas. Para ello, debes tener a mano las herramientas necesarias, saber identificar las ramas que deben ser podadas, eliminar las ramas secas y enfermas, podar las ramas excedentes y prestar los cuidados posteriores necesarios. Siguiendo estos pasos, lograrás tener unos geranios saludables y con una forma adecuada.